Colombianos en Paris

Para compartir experiencias y fomentar la solidaridad
 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Jaime, un indocumentado colombiano, presenta sus papeles

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
chibchombian@
Bronce
avatar

Cantidad de envíos : 258
Edad : 40
Lugar de nacimiento : Valle del Cauca
Fecha de inscripción : 11/04/2006

MensajeTema: Jaime, un indocumentado colombiano, presenta sus papeles   Vie 30 Jun 2006 - 11:15

francia-inmigracion (crónica) 30-06-2006


Jaime, un indocumentado colombiano, presenta sus papeles


Jaime, indocumentado colombiano residente en Francia desde hace cinco años, presenta con sumo cuidado los papeles que se le piden: pasaporte, certificado escolar de su hija, certificado de alojamiento, de hacienda, de recibo de gas, de matrimonio...

Hoy no se encuentra ante ninguna ventanilla burocrática, sino en un café vecino a la escuela del distrito XI de París, donde su hija Tatiana, de 8 años, cursa primer año de primaria.

Le acompañan otros padres del colegio, miembros del comité de apoyo a los niños 'sin papeles', para comprobar que no le falta ningún documento y que su familia no quedará al descubierto si fracasa en el intento de obtener el permiso de residencia ofrecido por la llamada 'circular Sarkozy', el pasado 13 de junio.

'Perfecto, ya decía que era ordenadísimo', comenta con admiración al ver sus documentos una madre que brinda desde hace meses su apoyo a los clandestinos locales, dentro del comité que acaba de obtener la regularización para la familia Diabaté, la primera del grupo escolar 109-111 Parmentier en pedir auxilio.

El mismo proceso se precipita desde hace varias semanas en toda Francia, a las puertas de miles de centros escolares, en favor de un número indefinido de inmigrantes sin papeles, de 2.500 a más de 50.000, según sean las fuentes oficiales o no.

Son padres expulsables, a quienes el ministro conservador del Interior y candidato a las presidenciales, Nicolas Sarkozy, intentó tranquilizar el pasado otoño con la promesa de que la ley de inmigración -en trance de ser endurecida- no se les aplicaría hasta el termino del curso escolar, que fijó en este 30 de junio.

La resistencia comenzó a organizarse de inmediato para que los pequeños ilegales pudiesen continuar sus estudios en septiembre.

El epicentro de este movimiento sin precedentes que tanto embaraza a Sarkozy, partidario de 'elegir' y no 'sufrir' a sus residentes extranjeros, atraviesa miles de escuelas, donde porteras, directores, profesores, empleados, padres y alumnos, sin importar las ideas políticas o religiosas de cada cual, defienden a los menores expulsables.

A la masiva desobediencia civil siguió la 'circular' del 13 de junio, en aparente contradicción con los proyectos defendidos por el ministro que le da su nombre.

Ciudadanos, numerosas madres de familia, padres también, federados o no, asociaciones defensoras de los derechos humanos de todo tipo, coordinados en la batalla por la Red de Educación Sin Fronteras (RESF), han denunciado el 'absurdo' documento, que no impedirá hoy la apertura de la 'caza de niños' en Francia.

Las inminentes vacaciones han acelerado el movimiento, la asesoría de ilegales, la recogida de firmas, las manifestaciones, las huelgas de hambre, de profesores, las cadenas humanas o los planes para ocultar a los niños que lo necesiten este verano.

Para las familias más frágiles, la solución pasa por el bautizo republicano, en las alcaldías, a veces con padrinos de lujo, como el ex ministro socialista y candidato presidencial Jack Lang; el alcalde socialista de París, Bertrand Delanoe, o senadores, concejales, altos cargos y funcionarios, no siempre de izquierdas.

La familia de Tatiana no tuvo este respaldo simbólico, pero sí un seguimiento, paso a paso, en sus esfuerzos de integración.

Aunque Sarkozy insiste en que no se regularizará a todo el mundo, la circular ha hecho soñar a decenas de miles de ilegales, y ocasionado colas de más de 17 horas, sólo para intentar obtener la cita en la Prefectura central de Policía, que permita demostrar el cumplimiento de los seis requisitos indispensables.

Entre ellos, que uno de los padres resida aquí al menos desde hace dos años, que el menor sea estudioso, que no tenga más de 13 años, ni relación con su país de origen -mejor si también perdió su lengua materna-, y que su familia pruebe de un sinfín de maneras su 'real voluntad de integración' y lo bien que se ocupa de sus niños.

Dentro de este último apartado, el inmigrante clandestino debe hacer gala de un 'dominio' del francés no especificado, y para Hilda y Jaime, los padres de Tatiana, que ya lograron su convocatoria oficial para mediados de julio, éste es el hueso más duro de roer.

Electricista cualificado, el 'pater familias' tiene dos semanas para 'dominar' la bella lengua de Moliere y se ha tomado un sabático forzoso en el intento.

El verano se anuncia agitado, pues en caso de respuesta negativa, la desobediencia civil prevé múltiples estrategias, que incluyen la acogida en familias francesas de los niños a re-escolarizar a partir de septiembre, así como la ocultación de sus padres, por supuesto en la mayor ilegalidad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://colombianosparis.latinforos.net
chibchombian@
Bronce
avatar

Cantidad de envíos : 258
Edad : 40
Lugar de nacimiento : Valle del Cauca
Fecha de inscripción : 11/04/2006

MensajeTema: Crece la resistencia a la expulsión de niños   Vie 30 Jun 2006 - 11:26

Crece la resistencia a la expulsión de niños


Faltan cuatro días para que termine el año escolar en Francia. A partir del 30 de junio, miles de alumnos extranjeros en situación ilegal en el país podrán ser expulsados junto a sus familias. Pero la movilización popular contra esta medida del gobierno no deja de aumentar.


Imprimir el artículo
Enviar el artículo
Opinar


Melanie Ortiz, una niña de cuatro años, nacida en Francia, hija de un colombiano y una ecuatoriana, ambos sin papeles, está en la lista de los amenazados de expulsión, de acuerdo con esta medida lanzada por el ministro del Interior, Nicolas Sarkozy. Su fotografía apareció este lunes en la portada del diario Libération, que ha decidido apadrinar a la pequeña y a su familia, una medida simbólica sin ningún valor jurídico, destinada a evitar su expulsión.

El apadrinamiento de familias de clandestinos se multiplicó en toda Francia en los últimos días. Según la red de Educación sin Fronteras (RESF), centenares de franceses, entre ellos artistas, políticos y decenas de ciudadanos anónimos, han realizado este gesto para evitar la expulsión "en bloque" de extranjeros. Las ceremonias de apadrinamiento se llevan a cabo en iglesias, ayuntamientos, escuelas, cines y incluso sedes de partidos políticos. El sábado, hasta el alcalde de París, el socialista Bertrand Delanoe, apadrinó a los niños de 12 familias amenazadas de expulsión. Según RESF, entre 50.00 y 100.000 niños escolarizados en Francia son hijos de extranjeros clandestinos.

Sarkozy se fijó para 2006 el objetivo de expulsar a 25.000 extranjeros en situación irregular, frente a 20.000 en 2005, pero aceptó esperar hasta finales del año escolar para comenzar a sacar del territorio francés a ilegales cuyos hijos estudian en el país. Sin embargo, pese a lo impopular que pueda parecer, la política de inmigración del ministro cuenta con el apoyo de tres cuartos de los franceses, que siguen "teniendo miedo de lo que viene del exterior", según los institutos de sondeo.

Sarkozy ha aceptado revisar algunos casos ante la magnitud de la movilización popular y el gobierno está dispuesto a anular la orden de expulsión de niños nacidos en Francia o llegados al país siendo muy pequeños que ni siquiera hablan la lengua de su país de origen. No obstante, según algunas asociaciones sociales, esta medida, que supondría la regularización de unas 700 familias, es insuficiente.

En junio, el Parlamento adoptó un polémico proyecto de ley presentado por Sarkozy que prevé condiciones de entrada y de obtención de un permiso de residencia más severas para los inmigrantes que lleguen al país. Esta futura ley, calificada de "racista", pretende elegir a los inmigrantes en función de sus competencias profesionales y de las necesidades de Francia. El gobierno francés estima que existen entre 200.000 y 400.000 clandestinos en el país, aunque las cifras reales podrían ir mucho más allá.

Entrevistado: José Segura, maestro, miembro de la Red de Educación sin Fronteras (RESF).

Entrevista: Alejo Schapire
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://colombianosparis.latinforos.net
 
Jaime, un indocumentado colombiano, presenta sus papeles
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Dinero de Jaime II (Barcelona, 1291 - 1327 d.C)
» Mr.Smile se presenta
» Dinero de Jaime II (1291-1327), ceca Barcelona
» Dinero de Aragón de Jaime I
» Dinero de Jaime I de Aragón

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Colombianos en Paris :: Actualidad-
Cambiar a: